Samsung Galaxy S9: primeras impresiones

Samsung Galaxy S9: primeras impresiones

Ya estamos en casa. Hemos vuelto del MWC 2018 y, tras la locura que este congreso supone, vamos a contaros qué nos ha parecido el smartphone estrella de esta edición, el Samsung Galaxy S9.

De un primer vistazo

Samsung Galaxy S9: primeras impresiones

A primera vista, el S9 presenta pocas diferencias con el S8, lo cual no es nada malo. No es una política comercial perezosa sino una lógica comercial continuista: si funciona no lo toques (demasiado). Así. nos encontramos de nuevo con dos smartphones (S9 y S9+), con las siguientes características:

 Samsung Galaxy S9 Samsung Galaxy S9+
Dimensiones 147,7 x 68,7 x 8,5 mm 158 x 73,8 x 8,5 mm
Peso 163gr 189gr
Pantalla 5,8 pulgadas Super AMOLED
QHD+, 18,5:9
6,2 pulgadas Super AMOLED
QHD+, 18,5:9
Resolución 529ppi 570ppi
Procesador Samsung Exynos 9810, 10 nm, 64 bits, octa-core
RAM 4 GB 6 GB
Sistema operativo Android 8.0 Oreo
Almacenamiento 64/128/256 GB ampliable hasta 400 GB
Cámaras Trasera: 12 MP, AF Dual Pixel, OIS, apertura variable f/1.5-2.4
Vídeo cámara súper lenta 960fps con detección de movimientoFrontal: 8 MP, AF, f/1.7
Trasera:  Cámara dual
Principal: 12 MP, AF Dual Pixel, OIS, apertura variable f/1.5-2.4, gran angular
Secundaria: 12 MP telefoto, f/2.4
Vídeo cámara súper lenta 960fps con detección de movimientoFrontal: 8 MP, AF, f/1.7
Batería 3.000 mAh  3.500 mAh
Conectividad LTE, WiFi 802.11 a/b/g/n/ac (2,4/5 GHz), VHT80 Mu-MIMO, Bluetooth 5.0, ANT+, NFC, GPS, USB-C, minijack 3,5 mm
Extras Lector de huellas trasero, Intelligent Scan (lector de iris + reconocimiento facial), Samsung Knox 3.1, AR emojis, Bixby Vision, resistencia al agua IP68, altavoces estéreo AKG, Dolby Atmos, Samsung DeX
Precio de salida 849€ 949€

De un solo vistazo a la tabla ya podéis adivinar cuál es la característica que más ha preocupado a Samsung: la cámara, sin ninguna duda. Como dijo DJ Koh, presidente de la compañía, estos smartphones “están hechos para una era en la que los consumidores se comunican y se expresan cada vez más con imágenes, vídeos y emojis”, y por eso han hecho hincapié en lo que podíamos llamar la “comunicación visual“.

Mientras que, como decimos, el diseño es muy similar al S8, la cámara ha sido rediseñada con una lente de doble apertura buscando una mejor calidad de las imágenes capturadas con poca luz y lograr un vídeo “súper lento” (nada menos que 960 fps). Además, en el caso del S9+, encontramos un segundo teleobjetivo de 12 mpx.

En cuanto a sonido también mejoramos: dos altavoces estéreos AKG y Dolby Atmos. Y, no olvidemos los AR emoji personalizados y animados que reflejan nuestras expresiones.

Hardware y rendimiento

Nada que objetar: un potentísimo (y nuevo) Samsung Exynos 9810 de 10 nm octacore a 64 bits acompañado de 4 o 6 GB de RAM, que según el fabricante duplica el rendimiento en cada núcleo… y que veremos si el sistema está lo suficientemente optimizado para soportar esta potencia y el lógico consumo de energía de una pantalla Quad HD.

Esta potencia es también necesaria para conseguir un buen rendimiento en el modo escritorio cuando utilicemos el nuevo Samsung DeX, que también analizaremos debidamente.

Samsung Galaxy S9: primeras impresiones

¿Y el almacenamiento? Con un smartphone enfocado a lo visual, con una gran pantalla para consumir multimedia, un sonido a la altura, y una cámara que graba a enormes resoluciones, necesitamos un almacenamiento acorde. Las configuraciones que se han presentado son de 64, 128 y 256 GB, muy bien. Pero es que, además, se puede ampliar la memoria hasta los 400 GB mediante microSD (lo que os cueste una microSD de ese tamaño ya es otra cosa, claro).

 

Las cámaras y la apertura dúal

Llegamos a la “niña de los ojos” del S9+, la cámara con apertura variable, que permite alternar la apertura del objetivo entre f1.4 y f2.4 para mejorar las fotografías en condiciones de poca luz (algo que todos los fabricantes siguen intentando mejorar). Según el propio fabricante coreano, con esta nueva lente se conseguirá un 28% más de luz y un 30% menos de ruido (si lo comparamos, de nuevo, con el S8).

Samsung Galaxy S9: primeras impresiones

Además se ha logrado una mejoría en la grabación a cámara lenta llegando hasta los 960 fps, cuatro veces más que el S8. El detector automático de movimiento nos hará más sencillo capturar esos momentos para, después, crear un gif animado que compartiremos en redes sociales para “castigo” de nuestros amigos.

Y, así, con redes sociales y gif’s, llegamos a la “guinda” del pastel (supuestamente), los AR emoji. Nos hacemos un selfie y el S9 lo convierte en un emoji que podremos modificar (color de la piel, pelo, ropa) y con el que podremos expresar hasta 12 emociones diferentes, desde llorar hasta guiñar un ojo. Algo divertido pero que está por ver si realmente será algo más que algo anecdótico.

Además, con nuestro AR emoji personalizado podremos chatear en algunas aplicaciones, y reaccionará a nuestros gestos en tiempo real:

Sonido mejorado

Dos altavoces estéreos escondidos en la parte superior e inferior del dispositivo (y que inevitablemente taparemos cuando lo cojamos en modo apaisado), fabricados en colaboración con la conocida marca AKG y con soporte para Dolby Atmos y su “sonido tridimensional”. Realmente se ha conseguido una mejoría notable en todos los aspectos multimedia como música o reproducción de películas.

Bixby se hace visual

Samsung sigue apostando por su asistente personal que, poco a poco, va avanzando en su objetivo de “dominar” a todos los dispositivos Samsung a través de la voz… ¡y de la imagen!

Samsung Galaxy S9: primeras impresiones

Sí porque, como decíamos al principio, en Samsung están convencidos de la comunicación moderna, cada vez más visual. Por eso ahora llega Bixby Vision que va más allá de traducir un texto que pongamos ante la cámara del S9: mezcla realidad aumentada y asistente personal para, por ejemplo, traducirnos automáticamente la carta de un restaurante. No solo eso, Bixby Vision nos nombrará todos los objetos o lugares que enfoquemos. Un gran avance que, por ahora, está en 50 idiomas.

Conclusión

Sin ser un gran avance, es un buen paso hacia adelante desde el S8. Por supuesto tendremos que esperar al año que viene donde, suponemos, veremos algún gran salto en cuanto a diseño o especificaciones, ya que los fabricantes nos están acostumbrando a ciclos de dos años.

Aquí tenéis nuestra opinión sincera y sin fanatismos:

Bueno y bonito (guiño, guiño), el S9 es un magnífico teléfono. Más allá de la divertida curiosidad de los AR emojis, disponemos de un smartphone muy potente, con una excelente pantalla, muy buenas cámaras y un gran sonido. Sólo un (ansiado) análisis detallado nos dirá si realmente es todo lo que promete: ¿bastarán 3.000 o 3.500 mAh? ¿El software de la cámara será lo suficientemente rápido como para hacer sombra a la del iPhone? Esperamos poder contestar a todas estas preguntas, y a muchas más, en breve. Hasta entonces ¿Qué opinas tú del Samsung Galaxy S9 y S9+?

Más información | Samsung